Nobuhiro Suwa: un cine sobre la intimidad y la distancia​.

Por Adrián Velázquez Bautista

El auditorio del Museo Universitario de Arte Contemporáneo contó con la presencia de Nobuhiro Suwa quien impartió una clase magistral con el apoyo de la Cátedra Ingmar Bergman en Cine y Teatro en el marco de la octava edición de FICUNAM. El realizador japonés, en una charla que sostuvo con Roger Koza, crítico y programador del FICUNAM, abordó el tema de su relación personal y artística con Francia, así como con su cine, pues ha creado la mayor parte de su obra en dicho país, manteniendo una profunda conexión con la Nueva Ola Francesa.

Nobuhiro Suwa nació quince años después de la explosión de la bomba atómica en la ciudad de Hiroshima en 1945. El peso simbólico que su ciudad natal ha tenido en su obra aparece en filmes como H Story (2001), un remake del clásico Hiroshima, mon amour (1959), de Alain Resnais, y en el cortometraje A letter from Hiroshima, cuya trama gira en torno a la devastación de su ciudad. Al respecto dijo: “Todas las personas queremos olvidar las cosas malas. Pero hay cosas que no hay que olvidar, entre ellas está la vida humana. Para mí Hiroshima es mi patria, ahí nací y crecí […] Es imposible hablar sobre Hiroshima, de lo único que podemos hablar es de la imposibilidad de hablar sobre eso. La experiencia de Hiroshima se deteriora cada vez más, se hace cada vez más lejana. La consciencia de esa distancia es lo que yo quería expresar en la película.”

Roger Koza destacó la temática de la infancia que aparece en repetidas ocasiones en la obra de Suwa, e hizo alusión a su última película Le lion est mort ce soir (El león duerme esta noche) (2017), en el que aparece el legendario actor francés Jean-Piérre Léaud, al cual, a su vez, es difícil que no lo recordemos como aquel niño de Los cuatrocientos golpes (1959), de Francois Truffaut. Al respecto Suwa comentó: “para mí un niño es un ser ajeno, un ser desconocido. A pesar de ser padre, no puedo ocultar que no los entiendo bien […] En las películas los actores niños actúan como los quisieran ver los adultos, porque éstos esperan un cierto comportamiento del niño”. Mencionó que en su última película solamente estuvo observando a un grupo de niños con quienes trabajó previamente en un taller de realización cinematográfica: "Quise que los niños se involucraran en la película, en la dirección, en el guión, incluso que tomaran el papel de críticos" mencionó, destacando la niñez latente y visible de Léaud durante este proceso.

Finalmente, Suwa compartió con el auditorio una serie de grabaciones que muestran el trabajo detrás de su más reciente filme Le lion est mort ce soir (El león duerme esta noche), que forma parte de la Retrospectiva que FICUNAM le dedica al realizador japonés en su octava edición.