Sin-ttulo-2.jpg

Neosurrealismo musical: The Dust Channel, de Roee Rosen

Por Luis M Rivera

Despegado por completo de ese estigma del que buena parte de la cinefilia reniega de los musicales más convencionales, The Dust Channel traza por medio de una opera bufa, compuesta musicalmente por Igor Krutogolov –hablada en ruso adulando a una aspiradora de marca Dyson–, un retrato cómico y político que en tono surrealista remite a un moderno Buñuel.

Rosen, preocupado al parecer por el papel que juega Israel como país frente a los problemas de migración tan recurrentes en la zona, se permite evocar de manera libre una serie de elementos que al espectador le servirán de la forma que mejor lo prefiera: una pareja israelí que le canta a una aspiradora, la recurrente imagen de la axila sin depilar, músicos que se equilibran entre el sonido extradiegético y no (es parte del tono cómico que sugiere) e imágenes de Holot (el centro de detención israelí en medio del desierto) colgadas en las paredes de la casa, son apenas algunas de las múltiples herramientas que se tienen en apenas 24 minutos.

El erotismo y la obsesión por la limpieza juegan un papel fundamental para ironizar sobre la posición de la burguesía frente a los problemas de un país. Policías que de pronto irrumpen en la casa para detener al personal hacen pensar en la cercanía que tiene Israel con la zona de conflicto más afectada en los últimos años, y al mismo tiempo en el privilegio que goza una ciudad como Tel Aviv.

El cortometraje atenúa su musicalidad cerca del final por medio de un zapping televisivo que continúa insistiendo en el tema de las aspiradoras pero que también acentúa el vínculo de la pieza con el tema de los refugiados. Nuevamente aparece Holot en medio de la arena con altas vallas metálicas y hasta una imagen de Netanyahu se cuela de repente, para erradicar cualquier duda que difícilmente a esas alturas aún pudiera existir.

"The Dust Channel es un amorío surrealista que rinde homenaje en varios niveles a los clásicos en los que la perversión y la transgresión aparecen dentro de la domesticidad burguesa: El perro Andaluz de Dalí y Buñuel. Las imágenes de limpieza amorosa, suciedad temerosa y la importancia social y psicológica que engendran, están ligadas a la relación entre los propietarios y las presencias que entran en su casas: limpiadores, refugiados y policías que los persiguen.” 

- Roee Rosen