FINISTERRAE.jpg

Finis Terrae

Finis Terrae

País Francia
Año 1929
Duración 82’
Formato de filmación 35 mm
color byn
Dirección Jean Epstein
Guión Jean Epstein
Fotografía Joseph Barthès, Gösta Kottulla, R. Tulle, Louis Née
Edición Nicolas Delbart
Dirección de arte
Sonido
Música Roch Havet
Reparto
Producción Société Genérale de Films
Distribución Gaumont

SINOPSIS
En un islote desértico frente a la costa de Bretaña, cuatro pescadores de algas marinas trabajan en completo aislamiento del resto del mundo durante el verano. Uno de ellos cae enfermo y es puesto en cuarentena. En alta mar, conocen a un médico que ha venido a ayudarlos.

Con música original en vivo a cargo del Ensamble Cine Mudo que inicia en #FICUNAM8 su celebración de 20 años. Omar Álvarez, violín y theremin, Roberto Zerquera, percusiones y José María Serralde Ruiz, piano y dirección.

Cuatro hombres, dos jóvenes y los otros ya entrados en años, viven (por meses) y trabajan en Bannec, una isla situada en la costa de Bretaña, que representa un poco el fin del mundo del título. La dedicación exclusiva del tiempo se delimita al acopio de algas marinas; el ocio se circunscribe al alimento y al descanso. Las cuatro magníficas panorámicas iniciales transmiten la desolación y el ominoso encanto de un horizonte infinito, sin humanidad alguna que resignifique un ecosistema menesteroso ubicado en los confines de la civilización.

Una discusión menor entre los dos jóvenes, lo que revela acaso una tensión circunspecta que tiene algo de libidinal, dejará una leve herida en uno de los dedos de la mano de Ambroise. De ese evento azaroso se precipitará paulatinamente un inusitado drama de vida o muerte, cuya resolución consiste en navegar hasta una isla más habitada que cuenta con un médico.

Con esos austeros elementos dramáticos, Epstein prodiga una fiesta perceptiva, que alcanza su mayor esplendor cuando se las tiene que ingeniar para subjetivar las imágenes del delirio proveniente del sueño febril de Ambroise, pasaje en el que se prioriza la intensificación sensorial por sobre el desarrollo narrativo. Las subjetivas son formidables, los desenfoques ingeniosos, los primerísimos planos tan hermosos como aterradores, los movimientos de cámara tan primitivos como precisos. La repetición de un plano inicial de dos flores entre los vidrios de una botella califica sin ambages de poesía visual de primer orden.

Pero Finis Terrae vuelve a crecer dramáticamente en los últimos veinticinco minutos, cuando los pobladores de la isla de Ouessant comienzan a preocuparse por sus cuatro vecinos, al no percibir señales de vida desde ese paraje. La presentación de este pueblo, las observaciones sobre su organización social y la diversa conformación generacional de sus habitantes constituyen un prodigio antropológico. El mar, por otro lado, nunca fue dirigido con semejante rigor. Ninguna ola sobreactúa su fuerza y belleza. Es que la inmensidad oceánica y Epstein se entienden a la perfección.

Roger Koza

SALAS Y HORARIOS
Sábado 03 de marzo
Explanada MUAC - CCU
20:00 Hrs


EN LA MISMA SECCIÓN

JEAN EPSTEIN
Le tempestaire (1947), Coeur de gueux (2013), Chanson d’amour (1935), Finis terrae (1929), La chute de la maison Usher (The Fall of the House of Usher) (1928), Coeur infidèle (1923), Pasteur (1922).

FESTIVALES Y PREMIOS
2007 Tory Island Maritime Film 2011 Festival de Cine de Karlovy Vary; Festival Internacional de Cine de Róterdam; Festival Internacional Toulouse les Orgues.

Seguir leyendo

LUCKY.jpg

Lucky

Lucky

País Estados Unidos
Año 2017
Duración 88’
Formato de filmación HD
color Color
Dirección John Carroll Lynch
Guión Logan Sparks, Drago Sumonja
Fotografía Tim Suhrstedt
Edición Robert Gajic
Dirección de arte Almitra Corey
Sonido Dimitri Haulet
Música Elvis Kuehn
Reparto Harry Dean Stanton, David Lynch, Ron Livingston, Ed Begley Jr., Tom Skerritt, Beth Grant, James Darren, Barry Shabaka Henley
Producción Superlative Films, Divide / Conquer, The Lagralane Group
Distribución Interior 13 Cine

SINÓPSIS

Después de haber sobrevivido y superado a todos sus contemporáneos, habitantes de una ciudad fuera del mapa, Lucky, un ateo independiente de 90 años, se encuentra ante el precipicio de su vida. Esta situación lo motiva a realizar un viaje introspectivo que lo conduce hacia la iluminación.

Having outlived and outsmoked all his contemporaries who inhabited his off-the-map desert town, the fiercely independent Lucky, a 90-year-old atheist, finds himself at the precipice of life, thrust into a journey of self-exploration, leading towards the so-often unattainable enlightenment.

Una elegía involuntaria. Antes de partir al territorio jamás filmado, el gran Harry Dean Stanton dispensó una sonrisa para toda la eternidad; aunque no triunfe del todo sobre la irreversibilidad del tiempo, el cine depara una inmortalidad bastante endeble pero fantasmalmente eficiente: la persistencia de un negativo (o ahora el archivo inicial de un film) garantizará a los cinéfilos del siglo XXII conocer la risa de Lucky, este solitario ex combatiente de la Segunda Guerra Mundial que pasa sus últimos días de vida en un pueblo perdido de Estados Unidos.

La magnífica presentación del personaje en el inicio del film se realiza a través de diversas acciones rutinarias: despertarse, afeitarse, hacer un poco de gimnasia, terminar un crucigrama, prepararse un café. El cuerpo del actor y sus actos desbordan la caracterización; son una cifra. El personaje puede descreer de la existencia del alma, pero el viejo Stanton es el alma de la película. ¿Quién puede distinguir aquí al actor del intérprete? Su figura y su físico se imponen, y también se impone venerarlo. Ha estado tanto con nosotros que ofrendarle un amor incondicional es lógico.

El escéptico personaje sabe que la finitud no es un concepto, sino un destino muy próximo. Carroll Lynch establece un relato agrupando acciones cotidianas: Lucky se despierta, ejercita, camina, desayuna en su bar de las mañanas, charla con sus amigos y también se pelea cada tanto. Habrá algún que otro acto corrido del predecible itinerario semanal: en un caso se trata de una charla entre veteranos de guerra (grandiosa escena que cuenta con la notable aparición fugaz de Tom Skerritt); el otro transcurre en una fiesta, y es demasiado hermoso para desublimar el hechizo con una descripción. Y se podrían precisar otras anécdotas resplandecientes.

El debut del actor Carroll Lynch en la dirección es tan sorpresivo como la presencia de David Lynch en un papel secundario. Si la película fuera de este último se podría conjeturar que Lucky es una tardía reconsideración de The Straight Story (Una historia sencilla), quizá menos concesiva; pues en esta amable meditación sobre el fin de la vida no se insinúa siquiera una minúscula redención en otro mundo.

Roger Koza

SALAS Y HORARIOS
Jueves 01 de marzo
ISLAS - CU
19:30 Hrs


EN LA MISMA SECCIÓN

JOHN CARROL LYNCH
Lucky (2017)

FESTIVALES Y PREMIOS

2017 Festival Internacional de Cine de Locarno; Premio Ecuménico del Jurado; Festival Internacional de Cine de Haifa, Premio Fedeora; Festival de Cine de Hamburgo; Festival de Cine de Lisboa y Estoril; Festival Internacional de Cine de Melbourne; Festival de Cine de Oak Cliff; Festival de Cine SXSW; Festival Internacional de Cine de Tallgrass, Golden Strands.

Seguir leyendo