La sunamita (segmento de Amor, amor, amor)

País México
Año 1965
Duración 45’
Formato de filmación 35 mm
color byn
Dirección Héctor Mendoza
Guión Juan García Ponce, Inés Arredondo, Héctor Mendoza. Basado en el cuento “La sunamita”, de Inés Arredondo
Fotografía Antonio Reynoso, Rafael Corkidi (operador de cámara)
Edición Luis Sobreyra
Dirección de arte
Sonido Carlos Savage, José Li Ho, Sigfrido García
Música Rocío Sánchez
Reparto Claudia Millán, Victorio Blanco, Milagros del Real, Antonio Alatorre, Luis Villoro, Alejandro Morán, Inés Murillo, Diana Trillo, Ignacio Villarreal, Max Aub, Guadalupe Dueñas, Margit Frenk Alatorre, Juan José Gurrola, Rocío Sanz, Juan Soriano
Producción Manuel Barbachano Ponce
Distribución

SINOPSIS
Polo, un anciano que agoniza, le propone matrimonio a Luisa, su sobrina, con la intención de heredarle sus bienes. La boda se celebra con el novio en su lecho. Pasados unos días, éste se recupera, exige atención de su ahora esposa y la fuerza a acostarse con él.

Polo, an old man who is dying, proposes marriage to Luisa, his niece, with the intention of inheriting his property. The wedding is celebrated with the groom in his bed. After a few days, he recovers, demands attention from his now wife and forces him to sleep with him.

La sunamita es uno de los cinco mediometrajes que componían el largometraje Amor, amor, amor (1965), cinta que obtuvo el cuarto lugar en el Primer Concurso de Cine Experimental. La cinta, basada en el cuento homónimo de Inés Arredondo, narra la historia de Luisa, una moderna joven de ciudad que decide visitar a su agonizante tío Polo. Para ello, Luisa viaja a un pueblo de la provincia mexicana donde, por una serie casi imperceptible de acontecimientos, verá su vida radicalmente transformada.

La sunamita es uno de los mejores resultados de la colaboración entre literatura y cine de los años sesenta. El complejo proceso narrativo creado por Inés Arredondo para convertir un apacible pueblo en un espacio asfixiante es traducido magistralmente en imágenes por la cámara de Reynoso-Corkidi. Los fotógrafos convierten al espectador en un observador condenatorio que mira a la protagonista y la inculpa por su lenta pero radical transformación. Gracias al genial trabajo de Héctor Mendoza, pero también a un trabajo magistral de fotografía, la cinta logra plasmar la sutil pero demoledora crítica al tradicionalismo mexicano que trataba de derribarse en los años sesenta.

Israel Rodríguez

SALAS Y HORARIOS
Jueves 01 de marzo
Sala Carlos Monsivais  - CCU
17:00 Hrs

Sábado 03 de marzo
Chopo
12:00 Hrs

Sábado 03 de marzo
Faro Tláhuac
15:00 Hrs

Martes 06 de marzo
Faro Indios Verdes
18:00 Hrs 


EN LA MISMA SECCIÓN

HÉCTOR MENDOZA
La sunamita (1965).

FESTIVALES Y PREMIOS
1965 1er Concurso de Cine Experimental, Mejor revelación femenina (Claudia Millán).