El despojo

País México
Año 1958-60
Duración 12’
Formato de filmación 35 mm
color byn
Dirección Antonio Reynoso
Guión Juan Rulfo
Fotografía Rafael Corkidi
Edición Xavier Rojas
Dirección de arte
Sonido
Música
Reparto Jorge Martínez de Hoyos
Producción Cine Foto
Distribución

SINOPSIS
Pedro piensa huir del pueblo llevándose consigo a su mujer y a su hijo que se encuentra enfermo. Pero antes se dirige a la casa de don Celerino, cacique del pueblo, con el fin de matarlo. Antes de caer desfallecido, Pedro piensa en una idílica huida. 

Pedro thinks to flee from the town taking with himself his wife and his son who is sick. But before going to the house of Don Celerino, chief of the town, in order to kill him. Before collapsing, Pedro thinks of an idyllic escape.

En 1960 Antonio Reynoso y Rafael Corkidi tocaron a la puerta del escritor Juan Rulfo y le propusieron llevar uno de sus cuentos al cine. El escritor se negó rotundamente, argumentando que sus textos no estaban hechos para el lenguaje cinematográfico. En lugar de eso les propuso emprender con él un viaje geográfico y creativo a Cardonal, un pueblo fantasmagórico al norte del Valle del Mezquital. El resultado de ese viaje sería El despojo, una de las únicas cintas en las que el cine mexicano logró captar el universo creativo del escritor.

La obra es producto de la combinación de los imaginarios de un Rulfo que ya había escrito toda su producción literaria y visto con desencanto algunos de sus cuentos llevados a la gran pantalla; de Antonio Reynoso, quien ya contaba con reconocimiento internacional como fotógrafo y tenía una importante carrera como cinefotógrafo de películas de ficción y documentales; y un muy joven Rafael Corkidi, iniciando lo que sería una brillante carrera como cinefotógrafo. Juntos lograron una verdadera colaboración, en la que sus voces y estilos se fundieron.

En un momento en el que la imagen del campo mexicano estaba dominada por un folklorismo idílico, El despojo surgió como un audaz contrapunto. La imagen apacible del ámbito rural fue subvertida por las fotografías realistas de Reynoso, por la sucesión de planos de Corkidi y por la articulación de ambos dentro del mágico Tiempo de morir de la prosa de Juan Rulfo. Así, estos autores construyeron una elocuente crítica al proyecto modernizador del Estado, emplazada justamente en una de sus antípodas, de sus promesas incumplidas, el campo en abandono.

El despojo es la no-historia de un éxodo sin final, de un exilio inconcluso, fallido e irreal. En este corto, la acción es interrumpida por una elipsis temporal que parecería ofrecer al protagonista una oportunidad para cambiar su destino y librarse del despojo del que ha sido objeto. No obstante, esta visión, presentada como una imagen interior, no genera más que una nueva decepción. En esta obra la acción sirve únicamente de pretexto para hacer llegar imágenes al espectador, imágenes que son sucesos, visiones que toman el lugar de lo real, que provocan que el tiempo se bifurque y se traslape. Las imágenes de la cinta combinan, gracias a la raíz rulfiana, elementos casi irreconciliables: son realistas a la vez que oníricas; transforman a la imagen documental en un registro del paisaje interior; son formales al mismo tiempo que experimentales, hacen de la belleza fotográfica la materia prima de la subversión narrativa; son tradicionales y al mismo tiempo completamente modernas por su crítica desnuda de la modernidad excluyente.

Israel Rodríguez

SALAS Y HORARIOS
Jueves 01 de marzo
Sala Carlos Monsivais  - CCU
17:00 Hrs

Sábado 03 de marzo
Chopo
12:00 Hrs

Sábado 03 de marzo
Faro Tláhuac
15:00 Hrs

Martes 06 de marzo
Faro Indios Verdes
18:00 Hrs 


EN LA MISMA SECCIÓN

ANTONIO REYNOSO
Escuincles (1968), El despojo (1960), Una ventana a la vida (1950).

FESTIVALES Y PREMIOS
2005 Festival Internacional de Cine de Huesca 1960 Festival Internacional de Cine de Huesca, Mención especial; Festival Internacional de Cine de Moscú, Mención especial; Festival Internacional de Cortometraje en México, II  Lugar.